martes, 13 de octubre de 2009

A PAPITO

Lo mas probable es que jamás leas este escrito, tampoco que sepas lo que a continuación diré sobre ti.
Me he pasado muchos años de mi vida juzgandote sin conocerte, metida en mi orgullo y en la verdad o en las verdades que sólo yo he querido ver. Me he perdido de muchos abrazos y alegrias a tu lado por ser una bruta, ciega, sordomuda, torpe, traste, testaruda, peor que Shakira en su canción (debo tratarme + suave).
Este fin de semana, me mostraste otra cara de tu persona que desconocia o que a lo mejor no he querido ver por lo que ya dije sobre mi y debo decir que me gustó mucho verlo, porque de esa forma he bajado la guardia, me he desprendido de mis tonterias y prejuicios y te he mirado con otros ojos.
He visto que eres humano, que tienes sentimientos, que no olvidas a quien te hizo un bien, que nos quieres a mis hermanos y a mi aunque no lo digas con palabras, ni sea muy frecuente que lo hagas con hechos.
He visto que la vida no ha sido del todo justa contigo y que por eso llevas esa armadura de hombre fuerte e independiente que no necesita de nadie.
He visto con los ojos que nos mirabas y por fin he entendido y comprendido que yo no soy quien para señalarte, ni condenarte.
He visto por fin que eres mi padre, que tengo mucho mas de ti de lo que a veces me gustaria tener y sobre todo, te he visto como realmente eres.

Con sinceridad................

3 comentarios:

Flor Abeja dijo...

Escribeme tu correo personal en uno de los post de mi blog, yo lo recibo en mi correo y no lo publico. A partir de ahi nos ponemos en contacto.

Gi dijo...

Gigi, bueno, a medida que crecemos llegamos a conocer mas y mas a nuestros padres. Cuando por fin tenemos hijos empezamos a entenderlos, a perdonar sus errores y a darnos cuenta de cuanto tiempo perdimos juzgandolos....

Gigi en Gigilandia dijo...

Hola Gi

Somos un poco necios a veces, pero na la vida se encarga de mostrarnos las cosas y de hacernos recapacitar, algunas veces no a su debido tiempo, otras....
Gracias por el comentario, te leo en el de Flor y Huellas.