viernes, 15 de noviembre de 2013

NUEVA YOL!!!


Gigita

Llegué hace unos días del viaje a Nueva York y quedé loca y maravillada con todo lo que vi y conocí, eso sí mija todos los días llegaba con dolores de pies, pero feliz y agradecida. Cumplí con el itinerario marcado, comí un falafel divino en la calle que hasta ahora ha sido el mejor que haya comido en toda mi vida, compré como demente, pasé frío, no dormí mucho, me dieron amor por todos lados, conocí a personas chulisimas, me empapé de cultura y llené mi corazón de cosas lindas y especiales.
Es una ciudad llena de encanto, con esa mezcla cultural que llega a confundirte, pero a la vez te enamora, con variedad en sentido general para hacer y ser de tu vida lo que te venga en gana, la única queja es que hizo frío, pero aún así yo me empeñé en disfrutar, simplemente eso, disfrutar y que los lamentos vinieran después si es que los hubiera.
La comida me mató, bueno me mató todo, debo serte sincera jejeje.
Mi amiga Arle fue un ángel, su hija terminó de enamorarme por lo estupenda que fue conmigo y su madre ni decir, sus amigos y su trato, fueron días inolvidables para mi.
Hubo momentos en que casi me pongo a llorar a moco tendido,  por la gratitud o porque me sentí desbordada de sentimientos y emociones, tú sabes mi lado cursi saliendo a flote. Yo dije que no entraría a Sephora, pero no pude evitarlo y fue entrar y sentir que me moría, era mi templo, tanto como cuando entré a VS, ay Gigita hay cosas que son superiores a mi y estas tiendas lo son, ponlo bajo notario.
Me llevaron la primera noche a cenar al Olive´s garden que hacía siglos le tenía ganas y cené como una diosa, otro día a un restaurante chino y así sucesivamente.
El mayor impacto fue con los artistas callejeros que me encontré en las estaciones de trenes, se me ponía piel de gallina al verlos tocar o cantar, con tanta alma, el puente Broolkyn más que nada porque lo recorrimos junto a maravillosos amigos, todo el trayecto lleno de risas, charlas, fotos y ese inmenso cariño que nos sale por los poros, a eso llamo yo MAGIA, a eso llamo yo AMOR DEL BUENO.
El Moma, waooo otra vez me morí, cómo me lo disfruté, era la gloria estar ahí y respirar arte por todo el cuerpo, la 5ta avenida, los edificios tan altos, el museo de historia natural, el parque central y para rematar la isla Ellis con tanto para contarnos de los inmigrantes, la Estatua impacta, pero no tanto, seguro que porque estoy cansada de verla por todos lados.
Y las compras?????????? Ay Gigita se pararon las aguas y yo que dije que no pecaría, pero esa promesa no pude cumplirla, me aloqué. Compré regalos para los míos, muchoooo maquillaje, muchas cosas chulas en VS, carteras, accesorios, esmaltes, mis productos para la cara, en fin de todo, pero la mejor compra para mi fue una faja tipo mini vestido en color carne de VS y mija fue caído del cielo porque tengo dos vestidos bellísimos que no he podido usar por no tener lo adecuado y ya se puede.
Y ahora ando en un dilema de no saber si irme a vivir a esta ciudad o a París de mis amores, qué vaina ombe, pero en lo que se resuelve el caso yo sigo trabajando en pos de mis metas o mejor digo, en pos de aprender a aceptar lo que me tenga la vida reservada.

2 comentarios:

Gi dijo...

te lo dije!!!!!! para mi New York es lo maximo, nada como eso, alli se mezcla todo, hay de todo, definitivamente mi lugar preferido en el mundo...solo su olor me enloquece!!!! las pulgas y o anduvimos por Disney y que crees??? New York sigu eteniendo el primer lugar...

Gigi en Gigilandia dijo...

Es que es una ciudad y su madre, o te gusta o la odias (pero creo que son muyy pocos lo que lo hacen)tiene de todoooo y para todos los gustos. Me encantooooooooooooó en todos los sentidos, menos el frío jejeje y las pulgas son como la madre, dale besotes de mi parte.